09 octubre 2009

El COLOR DE LA CACA

En realidad el color de las cacas nos da mucha información acerca de sus características y sobre todo, del tiempo de permanencia en el tracto digestivo.

El responsable del color de las cacas, es la bilirrubina, que es un compuesto de tonalidad dorada-amarillenta que lo produce el hígado en forma de bilis y la vierte al intestino delgado. ¿Sabía Juan Luis Guerra esto cuando cantaba lo de La Bilirrubina?

Una vez allí, la bilirrubina, mediante las acciones de la flora intestinal y del PH que allí se concentra, se transforma en biliverdina (de color verde) que a su vez se va transformando en materia de color marrón tendiente al negro.

Las heces de color marrón-cafe oscuro, han permanecido largo tiempo en el tracto digestivo, unas heces de color verdoso, habrán pasado por el intestino con rapidez y unas heces de color dorado-amarillento habrían atravesado el tracto digestivo con una rapidez aún mayor, (este fenómeno es muy normal en los bebés, cuyo intestino aún no está preparado para absorber todos los nutrientes de manera eficaz).

La heces son claras o cafe con leche cuando la absorción es ineficaz (por el motivo que sea) de los nutrientes, los cuales habrían atravesado el tracto digestivo de manera tan rápida, que no han dado tiempo a que la bilirrubina se transforme en biliverdina y esta a su vez complete la coloración "ideal" según el tiempo de permanencia en el tracto digestivo.

Las heces muy negras sugieren sangrado de tubo digestivo alto (estomago e intestino delgado) y se debe a que los eritrocitos de la sangre se degradaron.

El color de las heces puede cambiar por cuestiones orgánicas como enfermedades, presencia de sangre, presencia de alimentos no digeridos - como ciertas semillas que se eliminan tal y como se consumieron- o la ingestión de ciertas sustancias - como los Betabeles, y los alimentos con demasiado colorante.

Ocasionalmente las cacas son aparentemente blanquecinas pero esto es más bien el moco que las recubre, eso sugiere infección con parásitos.

Finalmente casi todo mundo ve sus heces antes de darle a la palanquita, y eso es un buen habito, ya que se percatan cuando cambian de color y esto tal vez indica algo. Me consta que en cierta parte de Alemania los retretes tienen una especie de "repisa" donde los nuestros "hacen rampa".
Por ahí he leído que si comes fruta y sólo fruta las cacas no huelen, habrá que probarlo cuando reúna toooooda esa voluntad que hace falta para estar a fruta solamente.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Aunque parece un tema trivial, este tema tiene más interés de lo que uno se cree. Enhorabuena...

Anónimo dijo...

Muy interesante artículo, felicidades!

Anónimo dijo...

mmmmm Entonces el color de la mierda varia del estado de animo, alimentacion y demas?